Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook

Información.

Año: 640
Mes:
Augusto
Época:
Primavera.

~General~
Paz General. La última crisis, causada por Servant el Demonio, fué resuelta gracias al valor de esos ebrios en los que nadie creyó cuando partieron de Amakna.

~Astrub~
El acceso vuelve a estar disponible para la ciudad, y a toda persona que entre se le regala una buena cerveza, cortesía del buen Tek.
Estado actual: Reconstrucción calmada de los daños recibidos en la ciudad. Los habitantes canturrean alegremente y se ponen al día con los sucesos.

~Amakna~
Paz general.
Estado Actual: Los tiempos de cosecha se acercan por los pastizales, y a buena hora, pues las personas ansían comer un tazón de avena sin temer que un Demonio lunático les robe el Alma.

~Bonta~
Paz general. Las obras han acabado y Bonta vuelve a estar totalmente operativa.
Estado Actual: Los ciudadanos ya caminan calmadamente sus calles, y el comercio se reanuda con gran fuerza. La temporada de Jalabol comienza y los equipos se preparan para los torneos.

~Brakmar~
Reparaciones, todo habitante con brazos y piernas ilesas debe colaborar con la reconstrucción de Brakmar. Quién se niegue recibe un latigazo y un envío a los calabozos, que han quedado intactos.
Estado Actual: Las personas regresan a la ciudad tras haber sido evacuadas. Muchos admiran la hermosa decoración que el Demonio dejó en el centro. Se oye gritar al líder de las tropas Brakmarianos todos los días, sin alegría alguna.

Mejores posteadores


    [Pendiente de Nuevo Formato]Alteras Aeducan

    Comparte
    avatar
    Alteras Aeducan
    Feca - Rango 1 -Pastor
    Feca - Rango 1 -Pastor

    Mensajes : 9
    Fecha de inscripción : 22/02/2012
    Edad : 21

    [Pendiente de Nuevo Formato]Alteras Aeducan

    Mensaje por Alteras Aeducan el Miér 22 Feb 2012, 5:18 pm

    Nombre: Alteras Aeducan

    Edad: 28 años.

    Rango: Pastor

    Nombre y detalles del Arma: Tildara, la lanza de fuego. Herencia familiar de los Aeducan, esta lanza acompaña siempre a Alteras, y puede, debido a la Pyroquinesis del portador, ser rodeada por una esencia de fuego, haciéndola más peligrosa de lo que es sin esta esencia. En su filo, se puede leer: “El tiempo no daña el alma”.

    Habilidad Nº1: Fuerza Demoníaca .Debido a sus raíces de demonio, Alteras cuenta con una aptitud de la familia Aeducan. Cuando la furia se aferra a su corazón y mente, cuando sus alas se extienden al máximo y sus ojos se vuelven rojos cual fuego que arde en su interior, Alteras aumenta su capacidad física, haciendo que, durante el período de 3 turnos, sea más rápido y fuerte. Pero a cambio de ésta bendición, Alteras debe de ofrecer un sacrificio: Su energía vital. Cada vez que se sobrepase de esos tres turnos, irá sintiéndose brutalmente más débil, llegando incluso a rozar los límites de la muerte.

    Habilidad Nº2: Pyroquinesis .El control del fuego con la mente. Exige gran concentración, y esta habilidad puede hacer que el personaje en cuestión maneje el fuego a su antojo, creando bolas de fuego, barreras, etc.

    Atributos:

    Inteligencia: 8
    Fuerza: 6, con Fuerza Demoníaca (Durante 3 turnos) 10+6 = 16
    Agilidad: 6
    Suerte: 5

    Técnicas:

    Bola de fuego: Una bola de fuego que brota de las manos de Alteras, de distinto tamaño dependiendo de la energía que éste use.
    Armadura Aeducan: Un escudo que rodea a Alteras, protegiéndolo de cualquier ataque durante 2 turnos, completamente de fuego.
    Aura de fuego: La técnica con la cual Alteras rodea a Tildara con la esencia del fuego.
    Corte de los siete infiernos: Usa la punta de su lanza, cuando lleva el aura de fuego, para hacer un corte que causa daños medios del elemento antes mencionado.

    (Espero poder añadir más a lo largo de mi estancia en el mundo de Dofus)

    Historia:

    Hace mucho tiempo ya, que este libro que tú, lector, tienes en tus manos,está olvidado en la biblioteca donde te encuentras. Un libro que a poca gente ahora le interesa, un libro donde el legado de una familia descansa entre estas palabras. Los Aeducan.

    --------------------------------------------------------

    Fue hace mucho tiempo, cuando la familia Aeducan reposaba entre las familias reconocidas como nobles en la sociedad Demoníaca, cuando nació Alteras Aeducan, tercer hijo de Mael Aeducan y Julietta Aeducan. El joven muchacho, obligado a madurar y dejar de jugar con sus amigos para dedicarse completamente al estudio y el arte de la espada, nunca sabría lo que pasaría. Porque la guerra lo es todo para las personas, porque estas guerras son producto de la ambición de un solo hombre, o mujer.

    Alteras aprendió la historia de la familia de cabo a rabo, aprendió árboles genealógicos enteros desde la propia fundación del escudo de guerras de los Aeducan, aprendió a todos sus ancestros, debido a que le hacían repetir el nombre de cada uno sin equivocación, acompañado de una pequeña cosa característica del personaje en cuestión.

    -Otrót, fundador de la familia. Sin pierna y ojo derecho. Leoth, hijo de Otrót, hizo el…ehm…ehm…-Alteras recibió una colleja de Mael, pero no lanzó queja alguna.

    -¡Hijo mío! ¡Leoth es uno de los miembros más importantes! Debes acordarte de él. Leoth Aeducan realizó el primer sacrificio para recibir la bendición a cambio de algo suyo. Gracias a él, contamos con algo muy peculiar y que ninguna familia más, creo saber, tiene. Abre el libro y búscalo. Ahí, donde tienes el dedo. Lee.

    Alteras comenzó a leer pausadamente, con una capacidad lectora normal a su edad:
    “Cuando la familia Aeducan se fundó, no podría decirse que fue fácil para nosotros. Comenzamos con disputas con otras casas, y eso nos hizo aliarnos con gente que no nos gustaría tener ahora a nuestro lado para la protección de nosotros mismos. Pero siempre hay gente que dice “basta” a algunas situaciones. Leoth Aeducan era uno de ellos. Al ver la desolación que comenzaba a destrozar a la familia, Leoth rogó a cualquier se que le escuchara, bueno, malo, o neutral, que le concedieran algo único a cambio de algo suyo. En éste caso, su cuerpo. Y, un día, Leoth encontró, entre las ruinas de una vieja biblioteca de la casa Aeducan, un desgastado libro de color púrpura. Cuando Leoth lo abrió y comenzó a leer, descubrió un antiguo rito para obtener una especie de poder, pero que requería un gran sacrificio y responsabilidad. Y así, él solo, preparó todo. Y cuando llegó la hora, sacrificó a uno de sus más allegados hijos a cambio de éste poder, y grabó el conjuro en uno de los volúmenes que aún perduran en la biblioteca Aeducan. Degolló a ese hijo, y a cambio de ello, recibió el don de la fuerza demoníaca. Pero no lo descubriría hasta después. Mucho después.

    Porque se sabía que Leoth era alguien muy impulsivo, que se dejaba arrastrar por el odio y la envidia, y debido a esto, mató a uno de sus amigos. Se habían enfurecido tanto, que Leoth, con las llamas del infierno en sus ojos, comenzó a pegarle con una fuerza superior a las que tenía. Y lo mató. Y en ese momento, su cuerpo se esfumó, y esa fuerza pasó de generación en generación, pero cada uno de ellos debía de hacer un sacrificio cuando se realiza ese conjuro, un sacrificio de algo o alguien que le importara mucho. Pero nadie debe de abusar de este poder, porque podría desvanecerse y ser consumado por las mismas llamas que te da la fuerza demoníaca. Y vagar. Para siempre”.


    Alteras cerró el libro y reflexionó. Con su padre mirándolo y sonriendo. Una de las pocas sonrisas que pudo recordar hasta que partió.

    Y así, de repente, Mael, padre de Alteras , marchó a la guerra, y junto a él, los dos hermanos mayores del pequeño. Quién diría que nunca volverían. Y los años pasaron, y Alteras creció y creció, con un mentor que hacía más de padre que de profesor. Y poco a poco, su madre fue cayendo en una enfermedad que comenzó a asolar la familia Aeducan entera. Con solo un único hijo varón, la casa Aeducan se veía obligada a juntarse con otra para sobrevivir a viejas rencillas con otros enemigos, como era la familia Armgo.

    Y cuando los árboles de la casa Aeducan se marchitaron, también se llevaron la vida de Julietta.

    Y Alteras, con la edad de 15 años, se quedó solo y a merced de los enemigos. Y así, con la simple herencia de una armadura y una lanza, partió de su casa a buscarse la vida como ladrón, mercenario, o cosas peores. Y poco a poco, los años fueron pasando, y las palizas fueron sucediéndose, hasta que Alteras decidió alistarse como soldado en el ejército de Brakmar. Y los horrores que allí vio lo marcaron. Sabía que no iba luchar por la justicia, sabía que mataría a gente, a hombres, pero no a niños y mujeres. Sabía que la lucha marcaba a la gente, pero no de esa forma. Y más aún, si tu enemigo, Turlertes Armgo, estaba a tu lado como oficial y compañero. Y él sí disfrutaba. Y las disputas entre ambos se fueron sucediendo, una y otra vez, se peleaban y llegaban incluso a herirse. Alteras sufría luchando y matando a gente indefensa, sin honor, porque después de todo, por muy demonio que fuera, el honor también era importante para la familia Aeducan. ¿Qué había de honorable en matar a niños a sangre fría? Nada.

    Y cuando alcanzó la edad de 25 años, después de matar y destrozar, degollar, luchar contra la casa Armgo, lo dejó. Dejó todo. Olvidó. O lo intentó. Porque eso no era fácil de olvidar, no, nada fácil. Porque los llantos y las muertes no podían quitarse de la cabeza, y los muertos, muertos estaban. Y lo único que podía hacer era refugiarse en algo. En la música. Porque aunque él quisiera, siempre se derramaría sangre, porque aunque él no hiciera nada, siempre habría gente matando y dejándose matar. Y por eso, la vida en tranquilidad, solo con su música, deambulando, lanza en mano, armadura puesta, era, de momento, el único refugio de la atormentada alma de Alteras.

    En uno de sus solitarios viajes, Alteras encontró una resplandeciente biblioteca, completamente blanca, que dejaba filtrar una suave luz por los grandes ventanales que tenía. Abrió la puerta, lentamente, y descubrió las interminables filas de libros y libros que allí había. A su izquierda había un mostrador lleno de polvo, donde ya nadie se sentaba.

    Comenzó a caminar entre las hileras de estanterías, leyendo uno por uno los carteles: Historia, Geografía, Matemáticas, Magia...
    "¿Magia", pensó el demonio, adentrándose en esa fila de estanterías repletas de arcaicos libros llenos de polvo. "Extraña biblioteca", reflexionó. Pasó las manos cubiertas por su guantelete a lo largo de los lomos de los volúmenes, hasta que, por alguna extraña razón, uno le llamó la atención. Emitía una especie de calidez en su estómago, y sus ojos se habían desviado directamente hacia él. Lo agarró y observó el título: "El alma del fuego". Lo abrió lentamente, hojeándolo. Hablaba de fieros magos y guerreros que dominaban el fuego mediante algo llamado piroquinesis. Se sentó en un taburete viejo y gastado, y comenzó a quitar el polvo del libro.

    "Piroquinesis, el arte de crear y manipular el fuego con la mente, a base de concentración mental y energía vital". Su mirada se detuvo. ¿Sería aquello cierto? ¿Explicaba, quizás, el por qué de algunas cosas? Cerró el libro, guardándolo en su bolsa.

    Se despertó con el sonido del canto de un pájaro a lo lejos. Había un viento gélido procedente del norte, y en lo alto de la montaña se podía observar un valle, donde resplandecía la reluciente biblioteca. Pero el sendero por donde había llegado hasta ella había desaparecido, dejando obstruida la entrada al valle. Pero Alteras nunca sabría que allí fue donde Leoth encontró el libro que le dio la fuerza demoníaca, y donde empezó el primer sacrifico. Porque por la noche, las blancas paredes de la biblioteca soltaban sangre.

    Desde aquel día, Alteras comenzó a experimentar con el volumen, practicando diariamente en la concentración mental y física totalmente en la piroquinesis. Comenzó con un trozo de paja. Imaginaba que ardió antes, que estaba ardiendo y que ardería a la vez, con una fuerza que lo hacía sudar. Así todos los días. Hasta que, de repente, ese minúsculo trozo de paja se prendió. Desde aquel día su mente no descansó. Se agotaba cada día, cayendo en letargos cada vez más largos, puesto que precisaba obtener la energía que perdía en cada ejercicio mental. Y poco a poco, con el paso del tiempo, fue evolucionando esa habilidad mental.

    Apariencia: Con una suave piel alrededor del cuello, Alteras lleva una armadura de cuero, pero lo que más destaca es que en su mano izquierda lleva una especie de guantelete con el cual lanza las bolas de fuego. Una capa ondea siempre a su espalda, y la lanza, inseparable compañera de Alteras, siempre cuelga de su mano o espalda, con unas cadenas que hacen recordar al portador a su familia. En su cuello puede apreciarse un colgante, normalmente tapado por la armadura, de color rojo en forma de lágrima. Recuerdo de su madre. Su pelo es negro, y sus ojos, profundos, a veces, parecen vacíos, otras alegres y con un color castaño lleno de esperanza. Es una de las cosas que más destaca de su rostro. Suele llevar una barba, cuidada, y en sus brazos y pecho, cicatrices de antiguas batallas. Otros recuerdos de un pasado muy sangriento y oscuro.

    Personalidad: Al principio, frío, distante, misterioso, incluso, Alteras apenas ríe, aunque sí sonríe. Tampoco mucho. Es un hombre acostumbrado a la soledad y a la melodía de su flauta, de carácter imperturbable, cuando coge confianza, muestra aprecio por esas personas, hasta incluso, bromear con ellas y recordarles lo importante que son para él. Pero esto apenas sucede. Sucedió. Amable después de confiar en ti, y muy reflexivo, no suele actuar por impulsos, ni se deja llevar por ningún sentimiento en la lucha. Pero, en lo más hondo de su ser, ruega tener la compañía de un fiel amigo a su lado.

    Mascota: La soledad.

    Imágenes:

    Spoiler:




    Con Fuerza Demoníaca:



    Usando la "Piroquinesis":


    Su armadura con Tildara:




    Última edición por Alteras Aeducan el Jue 23 Feb 2012, 5:55 pm, editado 2 veces
    avatar
    Wharomaru
    Feca - Rango 6 - "Ermitaño vagabundo"
    Feca - Rango 6 -

    Mensajes : 372
    Fecha de inscripción : 12/08/2010
    Edad : 37
    Localización : Indeterminado

    Ficha
    Raza: Feca
    Primera habilidad: Sello de la Tríada de las Estrellas
    Segunda habilidad: Earth Bending

    Re: [Pendiente de Nuevo Formato]Alteras Aeducan

    Mensaje por Wharomaru el Miér 22 Feb 2012, 7:55 pm

    Bueno, está bastante bien.

    Solo debo resaltar que ha faltado agregar detalles que argumenten las habilidades de Alteras. Si bien describe provenir de una familia reconocidas por como nobles en la sociedad Demoníaca, no se menciona en ningún momento alguna fuente o algún evento que les otorgue ésta fuerza especial.
    Tampoco está dicho cuándo o como adquirió su Pyrokinesis.

    Esto es necesario para mantener el sentido del Rol y evitar los “tengo éste poder por que sí” :P

    Otro punto es la edad, aparentar 28 va en su Apariencia. En el campo de Edad debes poner su edad real. La cual no sabrán los otros personajes a menos de que se enteren por algún medio On-Rol.

    Más que eso nada, avísame cuando hayas reparado esto para aceptarte la ficha! :P


    _________________
    Feca - Rango 6 - Ficha
    Invitado ¿Quieres empezar a rolear en el foro?
    Visita Nuestras Normas para saber como empezar.

    "¿Cobardía? Yo lo llamo determinación de no matar."

    avatar
    Wharomaru
    Feca - Rango 6 - "Ermitaño vagabundo"
    Feca - Rango 6 -

    Mensajes : 372
    Fecha de inscripción : 12/08/2010
    Edad : 37
    Localización : Indeterminado

    Ficha
    Raza: Feca
    Primera habilidad: Sello de la Tríada de las Estrellas
    Segunda habilidad: Earth Bending

    Re: [Pendiente de Nuevo Formato]Alteras Aeducan

    Mensaje por Wharomaru el Jue 23 Feb 2012, 5:30 pm

    Ficha aceptada y cerrada.

    ¡Bienvenido! Pasatelo bien y no dudes en consultarme cualquier duda que tengas :P


    _________________
    Feca - Rango 6 - Ficha
    Invitado ¿Quieres empezar a rolear en el foro?
    Visita Nuestras Normas para saber como empezar.

    "¿Cobardía? Yo lo llamo determinación de no matar."


    Contenido patrocinado

    Re: [Pendiente de Nuevo Formato]Alteras Aeducan

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Miér 24 Mayo 2017, 10:23 am