Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook

Información.

Año: 640
Mes:
Augusto
Época:
Primavera.

~General~
Paz General. La última crisis, causada por Servant el Demonio, fué resuelta gracias al valor de esos ebrios en los que nadie creyó cuando partieron de Amakna.

~Astrub~
El acceso vuelve a estar disponible para la ciudad, y a toda persona que entre se le regala una buena cerveza, cortesía del buen Tek.
Estado actual: Reconstrucción calmada de los daños recibidos en la ciudad. Los habitantes canturrean alegremente y se ponen al día con los sucesos.

~Amakna~
Paz general.
Estado Actual: Los tiempos de cosecha se acercan por los pastizales, y a buena hora, pues las personas ansían comer un tazón de avena sin temer que un Demonio lunático les robe el Alma.

~Bonta~
Paz general. Las obras han acabado y Bonta vuelve a estar totalmente operativa.
Estado Actual: Los ciudadanos ya caminan calmadamente sus calles, y el comercio se reanuda con gran fuerza. La temporada de Jalabol comienza y los equipos se preparan para los torneos.

~Brakmar~
Reparaciones, todo habitante con brazos y piernas ilesas debe colaborar con la reconstrucción de Brakmar. Quién se niegue recibe un latigazo y un envío a los calabozos, que han quedado intactos.
Estado Actual: Las personas regresan a la ciudad tras haber sido evacuadas. Muchos admiran la hermosa decoración que el Demonio dejó en el centro. Se oye gritar al líder de las tropas Brakmarianos todos los días, sin alegría alguna.

Mejores posteadores


    [Solitario] Regreso al hogar

    Comparte
    avatar
    Dirien
    Sacrógrito - Rango 5 - Caballero de Amakna
    Sacrógrito - Rango 5 - Caballero de Amakna

    Mensajes : 440
    Fecha de inscripción : 12/10/2010
    Edad : 27
    Localización : Desconocida.

    Ficha
    Raza: Sacrógrito
    Primera habilidad: Demoncry Mode
    Segunda habilidad: Kazeshini

    [Solitario] Regreso al hogar

    Mensaje por Dirien el Mar 23 Ago 2011, 7:35 pm

    Un destello azul iluminó el cielo crepuscular y una figura blanca se precipitó desde el cielo hasta unos andamios de un edificio en reconstrucción.

    Aterrizando en perfecto equilibrio, Dirien se puso en cuclillas y aprovechó lo privilegiado de su posición para evaluar el estado de la ciudad.
    Ya había hecho una semana desde que había sido tragado por "El portal" y había estado entrenando un mes en aquel mundo atemporal, para después regresar a Astrub y encontrarse con una invasión de Demonios.

    A pesar de todo lo que había vivido las últimas horas, Bonta estaba en paz. El repiqueteo de los martillos y las herramientas de los manitas reparando las estructuras dañadas de los edificios ya se desvanecía, pues pronto sería de noche. Suspiró.

    "He huído de muy pronto de la compañía de esos aventureros, Kike y Cubierto...Pero aun no estoy en condición de aventuras extremas como lo sería infiltrarme en Brakmar. Primero me cambiaré de ropa en casa, y después buscaré a esa chica...¿Agumi? para que me devuelva a Awa. Tal vez después me pase por el despacho de Amayiro en busca de respuestas. ¡ya va siendo ahora de que alguien de este jodido lugar hable claro...!"


    La mente de Dirien no cesaba ni un segundo mientras de un grácil salto llegaba hasta el suelo y se camuflaba en la multitud hasta llegar a su casa.
    Ya había sido reparada del incendio que la había azotado. Era normal, pues como alto rango en Bonta tenía prioridad sobre los ciudadanos de a pie.
    Entró murmurando en casa, y se la encontró tal y como la dejó. En completo silencio echó a lavar su ropa y se dio una buena ducha -dos semanas de entrenamiento sin descanso y después una aventura en el bosque, eso aseguraba demasiada roña para un hombre como él, que se consideraba "elegante"-.

    Una vez hubo terminado paseó por todo Bonta, en busca de todas las tabernas conocidas, preguntando por la mujer de azules cabellos sin resultado alguno.
    Para cuando hubo terminado, la Torre de las Órdenes dio las campanadas de medianoche, así que regresó a casa.

    A la mañana siguiente se dirigió a la Torre de las Órdenes en busca de respuestas, pero cuando llegó al despacho de Amayiro le cerraron la entrada.

    -¿Qué significa esto?-Dirien estaba demasiado impaciente como para recordar sus modales- ¡Como Capitán de la Décima tropa de asalto, exijo ver a mi General!

    El ceñudoguardia le miró por encima del hombro.
    -No puedes pasar y punto. El despacho del General queda betado hasta nueva órden. Si sigues insistiendo, nos obligarás a echarte a la fuerza.

    -¡No lo entiendes! ¡¡Se trata de la invasión de los Demonios!! ¡¡Tengo información muy útil para el General!!-una fuerte ráfaga de viento emanó de Dirien haciendo ondear la capa de los guardias y la suya propia, señal inequívoca de que empezaba a perder los nervios.

    -El General ya conoce todo lo que necesita sobre ese asunto, y ha hecho hincapié en que NADIE BAJO NINGÚN CONCEPTO entre para verle.-y con esas palabras, el guardia hizo un amplio arco con su alabarda, colocando la afilada punta a escasos centímetros del sacrógrito.

    -Comprendo, comprendo. Otro de sus estúpidos arrebatos de hurañez. Me largo.-dijo tras levantar las manos, en señal de paz.

    Dio media vuelta y se fue, molesto. Ya había pasado otras veces. El viejo Amayiro solo se encerraba de aquella manera si estaba urdiendo algún plan, así que solo le quedaba esperar.
    Regresó a casa de mal humor, y cuando se disponía a echarse una siesta, vio sobre su mesa aquel estuche lacado. Su espada nueva. "La espada más peligrosa que empuñarás jamás" la había llamado su padre.
    Refunfuñó.

    La cogió, se la ató a la espalda y salió de casa, cerrando tras él.

    -Esa chica se ha ido de la ciudad con mi Arakna. Iré a ver si se encuentra en la periferia de la ciudad, y de paso entrenaré un poco con esta cosa.-hablaba mirando de reojo su estuche por encima del hombro- Con suerte algún campesino sabrá decirme si ha visto a la ladrona de mascotas...

    Y con optimismo renovado y ganas de entrenar, el sacrógrito se dirigió sin prisa pero sin pausa en dirección a Litneg, donde había ido a entrenar cada vez que podía desde que tenía memoria. ¿Quién sabe qué podría encontrar allí?

      Fecha y hora actual: Mar 17 Oct 2017, 3:00 am