Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook

Información.

Año: 640
Mes:
Augusto
Época:
Primavera.

~General~
Paz General. La última crisis, causada por Servant el Demonio, fué resuelta gracias al valor de esos ebrios en los que nadie creyó cuando partieron de Amakna.

~Astrub~
El acceso vuelve a estar disponible para la ciudad, y a toda persona que entre se le regala una buena cerveza, cortesía del buen Tek.
Estado actual: Reconstrucción calmada de los daños recibidos en la ciudad. Los habitantes canturrean alegremente y se ponen al día con los sucesos.

~Amakna~
Paz general.
Estado Actual: Los tiempos de cosecha se acercan por los pastizales, y a buena hora, pues las personas ansían comer un tazón de avena sin temer que un Demonio lunático les robe el Alma.

~Bonta~
Paz general. Las obras han acabado y Bonta vuelve a estar totalmente operativa.
Estado Actual: Los ciudadanos ya caminan calmadamente sus calles, y el comercio se reanuda con gran fuerza. La temporada de Jalabol comienza y los equipos se preparan para los torneos.

~Brakmar~
Reparaciones, todo habitante con brazos y piernas ilesas debe colaborar con la reconstrucción de Brakmar. Quién se niegue recibe un latigazo y un envío a los calabozos, que han quedado intactos.
Estado Actual: Las personas regresan a la ciudad tras haber sido evacuadas. Muchos admiran la hermosa decoración que el Demonio dejó en el centro. Se oye gritar al líder de las tropas Brakmarianos todos los días, sin alegría alguna.

Mejores posteadores


    [Solitario] - Un día con Crystal

    Comparte

    Agumi
    Ocra - Rango 1 - Tirador

    Mensajes : 170
    Fecha de inscripción : 05/12/2010

    Ficha
    Raza: Ocra
    Primera habilidad: Capacidad demoníaca.
    Segunda habilidad: Maestra de la alquimia

    [Solitario] - Un día con Crystal

    Mensaje por Agumi el Mar 24 Mayo 2011, 7:14 pm

    Habría pasado aproximadamente una hora desde que salió corriendo de la taberna de Bonta.


    Nakumi: Qué hacemos en este bosque exactamente?
    Agumi: Buscamos una cabaña

    La ocra de cabellos azules se adentraba cada vez más en el bosque, evitando a las bestias que allí habitaban. Nakumi, mientras, intentaba de encontrar alguna explicación del por qué su compañera había salido tan deprisa de aquel lugar si iban a terminar en el bosque de junto.

    -Allí está-pronunció Agumi mientras veía una pequeña cabaña a unos cuantos metros de ella. Se acercó hasta estar a unos diez metros.
    -Crys? Estás aquí?-gritó para que se oyera en los alrededores.

    Del cielo, cayó un hacha, clavándose justo delante de los pies de la ocra. Desde detrás de la casa, sobrepasando la cabaña, una figura se avecinaba dando vueltas en el aire.
    Aterrizó sobre el hacha y colocó su mano derecha en su corazón, haciendo una reverencia.


    -Crystal De'Viamontte, a sus servicios-se presentó una yopuka de cabellos castaños, ropas naranjas con la cruz blanca y botas rosas al igual que la hombrera y la cinta en su cabeza.-Agumi!!-la abrazó al instante.

    -Que gusto verte-respondió el abrazo.-Cómo has estado Crys?
    -Llámame Terra, ya te lo he dicho.-recogió el hacha
    -D-Disculpa, lo había olvidado.

    La yopuka se acercó a la cabaña, abrió la puerta y la invitó a pasar, diciendo un "bienvenida a mi hogar"

    Agumi se sentó en una silla frente a una mesa, ambas de madera mientras su amiga colocaba leñas en la hoguera, luego se sentó frente a ella.

    -Pudiste encontrar a Wharo?-preguntó la yopuka emocionada por que su respuesta sea afirmativa.

    Agumi miró hacia abajo con tristeza.

    <<-Otra vez ese Wharomaru...>> pensó el demonio.

    -Aún no lo encontré-sonrió, ocultando el dolor.-En cuanto me avisaste que lo viste por las cercanías de Pandala salí de mi casa a toda prisa pero... aún no le veo...después de eso...-continuó con su relato.


    <<-Wharomaru, Wharomaru, Wharomaru.. es lo único que piensa. Por qué quiere encontrarlo? Ese imbécil la ha tenido de allá para acá por más de 5 años, sin dar siquiera señales de vida. Sin embargo... ella sigue buscándolo>> se molestó y siguió pensando <<-Y yo... desde cuándo estoy ayudando a una humana como ella con esta utopía? Cuándo fue el día que me puse de su lado? Debería dejar que se las arreglara... depende mucho de mí y me fastidia>>
    -Sólo saldré si estás en grave peligro, no quieras que resuelva tonterías por tí-bufó y desapareció su imagen

    La ocra paró su relato de golpe.

    -Qué sucede?-preguntó Terra preocupada
    -N-Nada-rió levemente.-Eso es todo lo que he hecho.. en resumen.

    Crystal vió que su amiga estaba algo triste.

    -Vamos a cazar para el almuerzo-propuso, levantándose de la silla y tomando su hacha y se la colocaba en el hombro.-Quiero estar todo el día con mi heroína.
    -Vamos.. no es para tanto-puso su mano en la nuca mientras reía levemente.
    -Puedes?-le preguntó la yopuka.

    La ocra lo pensó un momento.

    -De acuerdo-le regaló una sonrisa.
    Ambas salieron de la cabaña para buscar una presa.
    Continuará
    -------------------------------------------
    CONTINUACIÓN
    -------------------------------------------

    -Dime... sigues en tu negocio de investigación?-preguntó la ocra mientras caminaban hacia el Este del bosque.
    -pues...-hizo un pequeño silencio-no soy muy conocida.. así que no tengo mucho trabajo. Este tiempo me he dedicado más a ser leñadora y estoy bastante bien-sonrió-En cuanto al otro trabajo.. quizá algún día regrese. últimamente sólo hago favores a amigos y conocidos.
    -Entonces... tampoco sabes si Wharo está vivo...?-su tono reflejaba tristeza y desesperanza.
    -No. Imaginé que querrías encontrarlo por tí misma. Además, es difícil seguirle el rastro-suspiró.

    El aire se tornó de angustia y tensión.

    -Este Mediulubo estará bien para las dos, no crees?-dijo Terra señalando ese pelaje marrón.-será rápido.

    La Yopuka cerró los ojos, puso su mano en forma de puño a la altura de su clavícula, murmurando "compulsión". Agumi estiró su mano izquierda y en ella apareció una esfera roja del tamaño de su mano, seguido por la formación de un gran y hermoso arco de madera; la esfera y el arco no se tocan. El arma levitó breves segundos hasta que la ocra lo tomó del medio, detrás de la esfera.
    Crystal se hechó a correr, empuñando su hacha, siendo la primera en atacar, de sorpresa.
    Agumi, con ojos decididos, formó dos flechas de energía rosa con tintes negro, clavándoselas una en el cuerpo y la otra en la cabeza.
    La bestia gritó del dolor y contraatacó a la yopuka, quien se encontraba cerca, recibiendo daños no tan graves. Voló un poco más de 10 metros, cayendo al suelo.


    -Cuidado Crystal! Estas bien?-gritó la ocra, temiendo por la vida de su compañera a pesar de que la herida era casi un rasguño.
    -Dime Terra!-respondió, incorporándose. <<-Rayos! Le he dedicado tanto tiempo a mi oficio que se me ha olvidado entrenar adecuadamente...>>pensó con molestia

    Repitió el proceso: se acercó al Mediulubo, dándole de lleno en el torax, causándole una herida que atravesaba su cuerpo.

    -Eso es!-se alegró Crys al dar un golpe tan efectivo.

    La bestia preparó un zarpazo contra ella.

    -Explosiva!-Acto seguido se oyó una explosión en el suelo, llenando de humo el lugar.
    Crystal volteó, viendo que Agumi soltaba una segunda flecha con una esfera en la punta, causando una segunda explosión y el alejamiento de la Yopuka.


    Al disiparse el humo, el Mediulubo estaba malherido. Ya no podría pelear.
    La ocra se acercó con mirada seria hacia la Yopuka.


    -Te encuentras bien?-le tendió la mano
    -s-si...-aceptó la ayuda
    -vamos.. dale el último golpe-sonrió

    Así, Terra terminó con la vida del Mediulubo

    <<-Lo he hecho... sin ayuda de Naku...>>pensó, sonriendo aliviada

    Tras la batalla, regresaron a la cabaña. Redujeron la presa en pequeñas partes, guardando las que no eran necesarias en el momento adecuadamente para que no se echara a perder.
    La Yopuka se disponía a cocinar mientras la ocra, desanimada, estaba enroscada en sus pensamientos: ¿Qué haría si Wharomaru estuviera muerto? ¿Esta búsqueda que la había hecho alejarse de su hija por tanto tiempo era en vano? No! Debía ser fuerte.. pero... si ya no quisiera volver a verla?...
    Ésto último logró que un gran sentimiento de tristeza inundara el corazón y pensamiento de Agumi. Hace ya años que dejó de pensar de tal manera y le volvieron a la mente, llenando sus ojos de lágrimas retenidas.


    -Me estaba preguntando...-dijo la cocinera, dándole la espalda a su amiga.
    -dime?..-secó las lágrimas que se le habían escapado.
    -Por qué tienes un bicho en la cabeza?-volteó, mirando al lugar nombrado.

    Agumi, desconcertada, palpó su cabeza.
    Se estremeció.
    Tomó esa cosa extraña y la arrojó al suelo con fuerza, seguido de un grito de terror. Para su sorpresa, se trataba de Awa, la araknawa de Dirien, la cual emitió un ligero chillido con el golpe contra el suelo


    -Una araknawa?-preguntó extrañada.-Creí que no te gustaban los insectos
    -Los odio!-dijo alterada la ocra. Se tranquilizó.-Disculpa...-se dirigió a la araknawa, tomándola con temor y poniéndosela en la cabeza-aún n-no me acostum-bro

    volteó hacia la Yopuka.

    -Es la mascota de un amigo-sonrió-la ha dejado a mi cuidado sin mi concentimiento-rió nerviosa

    Pronto, cayó en la cuenta.
    <<-Cierto! DIRIEN!!>> lo había olvidado por completo. Quería asegurarse que se encontrase bien y devolverle su compañera.

    -Ya, ya-puso la mesa-Vamos a disfrutar de este almuerzo-sonrió y se dispuso a servir.

    Spoiler:



      Fecha y hora actual: Vie 24 Nov 2017, 9:20 pm